1/4/2014

Tarta fácil de chocolate

El sábado celebramos un cumpleaños en casa y para la ocasión decidí hacer esta tarta fácil de chocolate, la receta original está elaborada con galletas oreo en su totalidad, pero para mi son un poco empalagosas, así que decidí cambiarlas por las galletas María de toda la vida, el resultado, deliciosa. la foto la hice de milagro, pues no quedó ni las migas.
Ingredientes: Para realizar la base de galletas necesitas 300 gramos de galletas (la original utiliza galletas oreo, yo usé galletas María) y 100 gramos de mantequilla fundida. Para la crema de chocolate necesitas 200ml de nata para montar (35% MG), 200 gramos de chocolate (yo utilicé tres tabletas de chocolate con leche nestlé, cuestión de gustos), 50 gramos de mantequilla y chispitas de chocolate y galletas para decorar (aquí sí utilicé las oreo)
Elaboración: Machacar las galletas y mezclar con la mantequilla fundida hasta obtener la masa de galletas para nuestra base. Extender y cubrir con esta masa un molde, mejor si es desmoldable. En un cazo calentamos la nata sin llevar a ebullición, trocear el chocolate y añadirlo a la nata, calentar hasta derretir y mezclar con los 50 gramos de mantequilla, obtendremos una crema de chocolate que vamos a echar sobre la base de galletas. Antes de meter en el frigorífico decoramos con las chispitas de chocolate y las galletas oreo. Lista, solo queda esperar a que cuaje.
Yo la hice la noche antes, por la mañana ya estaba lista. Dicen que si la dejas de un día para otro está más buena, pero que es difícil de comprobar porque se termina antes. Tienen razón, imposible comprobarlo.
Pues ya veis lo fácil que es de elaborar, es de esas tartas que se preparan en un pis pas y te sacan del apuro, además sin horno y lo más importante RIQUÍSIMA. (Aunque como veis he variado su versión original)

La única foto que me dio tiempo hacer.

15/2/2014

Puchero gaditano

El puchero gaditano es un plato muy apropiado para los días fríos del invierno, además es una receta que como después veréis da lugar a otros platos. Mi forma de prepararlo es de manera tradicional, como me enseñó mi madre. Cada persona lo prepara de una u otra forma, aquí os presento la mía. Espero que os guste.

Ingredientes (4 personas): 400 gramos de garbanzos (secos, se ponen a remojo la noche antes. También puedes encontrarlos en algunas carnicerías), 1/2 pollo, 1/4 Kilo de carne de ternera (suele ser de jarrete o falda, si no te gusta la ternera puedes usar cerdo), 1 trozo de jamón, 1 hueso blanco, 1 hueso de espinazo, 1 trozo de costilla , 1 trozo de tocino (no muy grande o te saldrá demasiado graso), 1 trozo de añejo, 1 puerro grande, 1 o 2 zanahorias, 2 patatas, 1 o 2 pencas de apio, 1 o 2 nabos (yo no pongo), agua hasta cubrir. (Preparar un cazo con agua caliente por si hay que añadir más agua.)

Elaboración:
Ponemos la noche antes los garbanzos en remojo.
Al día siguiente en una olla grande y ponemos agua a calentar (unos 2 litros y medio aproximadamente), cuando esté caliente añadimos los garbanzos.
Enjuagamos bien los huesos (espinazo, costilla y hueso blanco), el tocino y el añejo  para quitarles el exceso de sal. Los metemos en la olla. También añadimos la carne, el pollo y el jamón.
Pelamos las verduras y las metemos en la olla, todo junto.  Dejamos  a fuego medio-alto.
 Cuando veamos que empieza a salir espuma (grasa) la iremos retirando con ayuda de una espumadera o cucharon. 



Cuando las verduras estén tiernas las sacaremos y las reservaremos. Dejamos que el puchero siga haciéndose hasta que la carne y los garbanzos estén tiernos. Si es preciso añadir algo más de agua hazlo, pero que sea caliente.
Después sacamos en una fuente la carne, el jamón, el pollo, el tocino y tiramos los huesos y el añejo, (ya tenemos lista la “pringá” del puchero, ¡qué cosa más rica!) también sacamos los garbanzos con ayuda de una espumadera y los reservamos. (Recuerda que tenemos reservadas las verduras, por otro lado la “pringá” del puchero y los garbanzos)
Colaremos el caldo, la carne se desmenuza. Ya lo tenemos todo preparado.

Caldo ya colado

Si ha salido mucho caldo, éste se puede congelar y utilizar otro día.
A mi me salió bastante caldo
 El puchero lo solemos comer en casa con arroz o con fideos, sólo tienes que añadir el arroz o los fideos al caldo y corregir de sal si fuera preciso. Hay quien añade al plato verduras, garbanzos... lo solemos presentar todo por separado para que cada cual se sirva al gusto. También hay quien añade unas hojitas de hierbabuena, eso ya depende de si nos gusta o no.
Puchero con arroz
Hay muchas recetas que se pueden realizar con el puchero:
- Puchero de arroz
- Puchero con fideos.
- Sopa de picadillo. Esto es añadiendo al caldo del puchero jamón y huevo duro, todo picadito.
- Crema de verduras. Batiendo bien las verduras utilizadas en la elaboración del puchero con un poco de caldo.
- Y con las carnes que hemos utilizado podemos hacer:
  •        “Ropa vieja”. (Ya os diré como la preparamos aquí en casa)
  •          Croquetas del puchero.
  •          Sandwich de pollo.
  •       Montaditos de pringá.


Hacer el puchero de forma tradicional me lleva bastante tiempo (aproximadamente 3 horas). Pero ya ves, merece la pena.  Bueno, pues espero que os guste.

6/2/2014

Nuevo blog y nuevo premio

Buenos días!! La entrada de hoy es para anunciaros que estreno un nuevo blog sobre manualidades y os animo a visitarlo y a que me deis vuestra opinión de cómo va quedando. Se llama Lolilla y sus cosillas y podeis verlo pinchando aquí. 
También quiero dar las gracias a Raquel del blog Cocinara, quien a principios de este recién estrenado año, me regaló este lindo premio.


Muchísimas gracias Raquel (y perdona la tardanza), a todos vosotros os animo también a conocer su blog, os va a encantar sus recetas. 

31/12/2013

Feliz año 2014

Aunque tengo el blog un poquito abandonado con esto de las vacaciones de Navidad, no quiero dejar de felicitaros a todos y desearos una buena entrada de año.  Feliz año nuevo a todos!!!!! Prometo visitar vuestras cocinas pronto y dejaros un pequeño comentario sobre las cosas sabrosas que seguro habéis preparado en casa. Besitos y disfrutad de la noche.

4/11/2013

Merienda de Halloween

Unir en un mismo lugar a varios niños con ganas de juego, con una merienda especial realizada para ellos, en un ambiente totalmente festivo, da como resultado una tarde estupenda que pasamos todos juntos, incluyendo a los adultos. Este año preparamos unas cuantas recetas, todas ellas muy divertidas.

Pastel salado de pollo:




Ingredientes que necesitas: Pollo cocinado troceado (yo salteé unos trocitos de pollo en una sartén con un chorrito de aceite de oliva, sal y pimienta, pero se puede aprovechar pollo asado, cocido...si tenéis en casa), 2 latas de atún,  mahonesa, 1 pimiento rojo asado grande, pan de molde sin corteza, aceitunas verdes y negras, una latita de maiz dulce.
Elaboración:
Se tritura el atún, con el pimiento asado  y 2 cucharadas de mahonesa. A esta mezcla añadimos el pollo picado y maiz al gusto. Sobre una bandeja,  ponemos 1 base de pan de molde (yo puse dos rebanadas y media), cubrimos esta base con la mezcla que hemos preparado antes, volvemos a poner pan de molde y otra capa de mezcla, así todas las que queramos, teniendo en cuenta que se debe terminar las capas con el pan de molde. Se mete en la nevera y momentos antes de servir ( puedes hacerlo una hora antes y volverlo a meter en la nevera para que esté fresco)  se cubre con mahonesa, se decora con las aceitunas o con aquello que más te apetezca y a comer. Yo hice unas arañitas con las aceitunas negras para disfrazarla de halloween.

Cupcakes  para Halloween: 




Así los hice yo: 
Vais a necesitar: 300 gramos de harina, 250 gramos de azúcar, 3 huevos, 1 vaso de aceite, 1/2 vaso de leche, 1 sobre de levadura en polvo, ralladura de un limón y una pizca de sal. 
Para los cupcakes  búho vais a necesitar: 2 tabletas de chocolate con leche (yo utilicé chocolate nestlé), 1/2 vaso de nata líquida  y una cucharada de mantequilla. Galletas oreo para los ojos y caramelos para poner como  pico.
Para los cupcakes  tela de araña vais a necesitar: 2 tabletas de chocolate blanco, 1/2  vaso de nata líquida y una cucharada de mantequilla, unas cuatro cucharadas de crema de chocolate negro (que hemos preparado para hacer los búhos) y unas arañitas de chocolate (que podemos hacer derritiendo el chocolate negro y dándole forma de araña sobre un papel antiadherente, después se mete en el frigorífico hasta que quede totalmente sólida)
Elaboración:
En primer lugar preparamos las cremas de chocolate negro y blanco, para ello, calentamos medio vaso de nata hasta que empiece a hervir. Apartamos del fuego y le añadimos el chocolate troceado, removemos hasta que se derrita, con el calor se disuelve pronto, pero si se necesita se calienta un poco, cuidando de que no se nos queme el chocolate. Añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y batimos hasta que quede una mezcla homogénea. Dejamos enfriar. De esta forma realizamos las dos cremas de chocolate.
 Calentamos el horno a unos 130 grados y preparamos unos moldes de papel rizado sobre una bandeja de horno. En un bol grande montamos las claras de huevo a punto de nieve añadiéndoles una pizca de sal. Incorporamos lentamente las yemas, el azúcar y removemos suavemente. Agregamos el aceite, la leche, la ralladura del limón y, por último, la harina mezclada con la levadura. Llenamos los moldes hasta la mitad con la ayuda de una cuchara y metemos en el horno suave hasta que doren. Dejamos enfriar.
Comenzamos a decorar los cupcakes: 
Cupcake búho: poner una capa de crema de chocolate negro, poner las galletas oreo como ojos y el caramelo como pico del búho.
Cupcake tela de araña: poner una capa de crema de chocolate blanco, hacer una espiral de chocolate negro y realizar unas líneas con un palillo de madera desde el centro hacia afuera, para formar la tela de araña. Colocar si se quiere unas arañitas de choclate.

Tarta de tela de araña, famosa en Internet. La foto no está muy bien, pero es la única que tengo con la tarta ya desmoldada. La vela es por el cumpleaños de un sobrino mio, aprovechamos la reunión para celebrar su octavo cumpleaños.


Ingredientes:
Para la base: 350 grs. de galletas, 170 grs. de mantequilla, 50 grs. de azúcar, pizca de sal
Para el Relleno: 600 grs. de queso crema tipo Philadelphia, 200 grs. de azúcar, 250 c.c. de nata para montar
Ganaché de chocolate: 120 grs. chocolate para fundir, 120 c.c. de nata para montar
Elaboración: Comenzamos preparando un molde redondo y desmontable que engrasamos ligeramente. Trituramos las galletas  hasta convertirlas en polvo. Mezclamos el polvo de galletas con el azúcar, la sal, y la mantequilla fundida, hasta formar una masa con la textura de la arena mojada. Distribuimos esta pasta de galleta sobre la base y los laterales del molde, presionando bien y metemos en el frigorífico.
Preparamos la salsa de chocolate. En un cazo mediano, ponemos a hervir la nata, cuando hierva, retiramos del fuego y añadimos el chocolate troceado. Dejamos reposar unos minutos y removemos con una cuchara hasta que se forme una crema homogénea. Reservamos al menos 4 cucharadas colmadas de salsa de chocolate para hacer la decoración, y vertemos el resto sobre la base de galletas. Volvemos a llevar al frigorífico mientras que seguimos con la elaboración de la tarta.
Batimos el queso crema con un batidor de varillas a velocidad media, hasta que esté esponjoso, unos 3 minutos, agregamos el azúcar y seguimos batiendo otros 3 minutos. Aparte, en un bol amplio, montamos la nata. Mezclamos la nata y la crema de queso con movimientos envolventes, despacio, para que el relleno no pierda esponjosidad. Vertemos el relleno de queso sobre la base de galleta, y alisamos la superficie. Golpeamos ligeramente el molde contra la encimera para eliminar posibles burbujas de aire.
Introducimos la crema de chocolate que habíamos reservado en una manga pastelera con boquilla pequeña, o un biberón de pastelería y dibujamos una espiral de chocolate. Con un palillo, vamos dibujando líneas ligeramente curvas desde el centro de la tarta hacia el exterior, para formar el dibujo de tela de araña. Volvemos a llevar la tarta al frigorífico, donde la dejaremos de un día para otro antes de consumirla, o congelamos al menos durante  una hora. si se opta por congelar, hay que sacar la tarta unos 15 minutos antes de servirla. Desmoldamos con cuidado y lista.
Dedos de bruja de hojaldre: El hojaldre puedes hacerlo o si no dispones de tiempo (como me pasó a mi) comprarlo. Yo utilicé una lámina de hojaldre fresca, almendras, un huevo batido y una pizca de sal. 
Primero se realiza con el hojaldre la forma de los dedos,  las almendras se colocan como si fueran las uñas, se pinta con huevo batido, rociamos con una pizca de sal y metemos en el horno a media altura a unos 150º hasta que doren. (15 minutos aproximadamente) Una vez fríos y antes de presentar en la mesa decorar con ketchup o mermelada de fresas...Para simular dedos cortados.


Eso es todo, espero que os guste.

18/10/2013

Preparando la noche de brujas

Se acerca la noche de Halloween y... ¿qué queréis que os diga? Me encanta. Esta entrada va especialmente dedicada a aquellos a los que, como a mi, os gusta celebrar ese día y  quieren pasar un rato divertido con los niños. Os dejo algunas ideas para decorar la casa, son sencillas y económicas.
Este año he preparado adornos para dos fiestas distintas, para mi sobrina de 10 años y para mi hijo de 4.
En esta entrada os dejaré las manualidades de Halloween que he realizado para mi sobrina Ángela, algunas de ellas con su ayuda. 
Tumbas: Están hechas con corcho blanco (podéis encontrar este corcho en grandes láminas y a un precio muy económico en almacenes de construcción), necesitáis también pintura gris, brocha, cola blanca, cutter, todo lo que se os ocurra que sirva para adornarla como por ejemplo: dibujos de calaveras, fechas, nombres ficticios...
Tenemos que recortar primero la forma de las lápidas, podemos hacerlas con base o sin base, como os guste más. Si vais a poner una base, tenemos que recortar también un rectángulo de corcho lo suficientemente grande como para poder pegar en él la lápida. Dibujamos la forma, recortamos con ayuda de un cutter pegamos la lápida a la base y pintamos. Dejamos secar bien y una vez seco, pasamos a decorarla. Pegamos con cola blanca los adornos y listo. Si utilizáis adornos de papel (como es mi caso), pongo una pequeña cantidad de cola blanca sobre el dibujo y la extiendo con un pincel y lo dejo secar. Protegerá los dibujos y parecerá que estén pintados. Este es el resultado:




Para ambientar el exterior de una casa, en el jardín o patio, con unas velitas alrededor o flores secas...puuuuuuf, dan el pego.

Photocall o fotomatón para la noche de brujas:  Algo que se ha puesto muy de moda en las celebraciones (bodas, cumpleaños...) es hacer fotos divertidas y que den un toque diferente a la fiesta, una forma sencilla de realizar el nuestro propio es ésta, vais a necesitar goma eva de varios colores (aprovechar los recortes si tenéis), pegamento de contacto, y palitos de brochetas a los que les cortaremos previamente las puntas. Con goma eva (o foami) vamos a realizar diferentes figuras, bocas monstruosas, ojos enormes, lo que se os ocurra, hay que echar imaginación o dar un paseo por Internet, donde podéis coger ideas. Una vez tenemos las piezas en goma eva se pegan a los palitos de brochetas y ya está.
NOTA: si no tenéis goma eva o lo queréis hacer de forma más económica, podéis realizarlo en papel o cartulina. Lo importante es que demos un toque de color y de alegría a la fiesta y a nuestras fotos.
Así quedaron las mías: Los dos globos de cómic están echos con cartulina que he plastificado y las demás figuras para el Photocall de Halloween están realizados en goma eva.


Arañas: Nos van a servir para adornar mesas, platos... vais a necesitar hueveras de cartón, tempera negra, cañitas (de las que tienen una parte que se puede doblar)  para hacer las patitas y ojos móviles o hechos de cartulina. Recortamos los huecos de la huevera y los pintamos de negro, dejamos secar y les hacemos con ayuda de un punzón o con la punta de las tijeras unos pequeños agujeros,  recortamos las cañitas por la parte que se puede doblar, intentando que todas tengan la misma medida, y las metemos por los agujeros que hemos abierto. Pegamos los ojos y ya están terminadas.



Centros de mesa para Halloween: Momias
Para realizar las momias necesitas botellas de plástico (de las de litro y medio de agua servirán perfectamente), papel higiénico, ojos móviles o realizados en cartulina y cola blanca (si usas la de carpintero el resultado queda mejor, parece más antigua, más sucia)
Debes cortar la botella a la altura que desees, mezclar cola blanca con agua (mitad y mitad) y vamos a ir pegando trocitos de papel higiénico sobre la botella, solo hay que cubrir el exterior y los bordes (para que no corten), hay que tener en cuenta que al pegar los trozos de papel debe parecer que está vendada, por lo que os aconsejo que los  trozos sean largos y se coloquen de tal forma que parezca una venda. Dejamos secar, pegamos los ojos y sobre éstos un poco de papel higiénico, para dar la sensación de vendaje. La tenemos lista para poner dentro de ella chuches, cañitas...
Así quedaron las mías:


Fantasmas de piruleta: Son muy, muy fáciles de hacer. Necesitas piruletas, toallitas de bebé (sí, sí, de esas que utilizamos para limpiar al bebé), cartulina para los ojos o trocitos de goma eva e hilo.
Lo primero es dejar secar las toallitas húmedas, una vez secas colocamos las piruletas (que sean de esas que vienen envueltas en plástico) en el centro de la toallita seca y la cubrimos, amarramos con un trozo de hilo y ya tenemos la forma del fantasma. Pegamos ojitos y boca realizados en cartulina, papel, trocitos de goma eva...Este es el resultado:


Pinchos, guirnalda y cañitas temáticas: la explicación de cómo las realizo yo, podéis verlo en otras entradas del blog.



La guirnalda está formada por murciélagos y calaveras que podemos encontrar en Internet y por las letras de la  palabra HALLOWEEN


Bolsitas para las chuches:¿qué sería de la noche de Halloween sin las chuches? Estas bolsitas están hechas de papel y decoradas con fantasmitas de goma eva. Se pueden decorar de muchas formas, eso al gusto de cada uno. En la siguiente entrada os explicaré paso a paso como hacer bolsitas de papel o de cartulina, que no solo sirven para meter chuches dentro, también para envolver regalos de forma original.


Estas otras las hice para el cumpleaños de mi hijo, las enseño para que veáis que nos ofrece muchas posibilidades y quedan muy divertidas para los peques.


Bueno, espero que os guste. Queda pendiente el paso a paso de las bolsitas y más ideas para los más pequeños en Halloween. 

1/10/2013

Tarta Mike Wazowski

          Esta es la tarta que realicé para el cumpleaños del peque, como podéis ver he intentado hacer a uno de los personajes de la película "Monstruos SA", no salió todo lo perfecta que me hubiera gustado, pero tampoco estoy descontenta con el resultado, a los niños les encantó verla, pero terminó siendo devorada por los papás, como suele suceder.  


Ingredientes para el bizcocho: 3 huevos, 1 yogur natural, tres medidas (del vaso de yogur) de harina, 2 medidas de azúcar, 1 medida de aceite, 1 sobre de levadura. (yo hice el clásico bizcocho de yogur, podéis hacer el que más os apetezca)   
Ingredientes para el relleno: 2 tabletas de chocolate negro para repostería, 1 tarrina de queso en crema, 3 cucharadas de azúcar glass, 1 cucharada de mantequilla.
Ingredientes para la cobertura de la tarta: 2 tabletas de chocolate blanco para reposteria, 1 tarrina de queso en crema, 3 cucharadas de azúcar glass, 1 cucharada de mantequilla, colorante verde en crema.
Para terminar de adornar: utilicé algo más de chocolate blanco y negro para realizar la boca y el ojo del personaje y colorante en crema de color azul. No utilicé moldes, si los tenéis para este tipo de cosas, seguro os quedará mejor que a mi.

Elaboración: El ojo y la boca del personaje los realicé en chocolate como os he comentado, se derrite, se realiza la forma y se deja enfriar en la nevera, para después decorar la tarta.
Para hacer el bizcocho: en un bol batimos los tres huevos con el azúcar. Añadimos la harina con la levadura y mezclamos. Agregamos el yogur y el aceite y batimos bien.
Vierte la mezcla en un molde redondo untado con mantequilla y harina e introduce el molde en el horno a 170º durante 30 o 35 minutos, todo dependerá de la potencia de nuestro horno, de todas formas para asegurarnos de que esté cocinado, pinchamos con  un cuchillito y si sale totalmente limpio lo tenemos terminado. Lo dejamos enfriar.
Mientras haremos la cobertura de chocolate. Para ello, en un cazo derretimos el chocolate blanco con ayuda de la mantequilla, con cuidado de no quemarlo. Una vez fundido apartamos del fuego. En un bol mezclamos el queso en crema con tres cucharadas de azúcar glass, batimos bien y mezclamos luego con el chocolate derretido, a esta mezcla la teñimos de verde con un poco de colorante. Dejamos enfriar.
Para hacer el relleno de nuestra tarta, derretimos las tabletas de chocolate negro con la mantequilla. Mezclamos el queso con las cucharadas de azúcar glass y añadimos la mezcla al chocolate negro derretido, batimos bien y dejamos enfriar un poco. 
Comenzamos a montar la tarta. Cortamos el bizcocho por la mitad, rellenamos con la crema de chocolate negro, tapamos y cubrimos todo el pastel con el chocolate teñido de verde y colocamos con cuidado los adornos de chocolate.
Dejamos en la nevera hasta unos momentos antes de consumirla. Espero que os guste.